Terapia individual
y de pareja

Realizar una terapia psicológica es importante si estás atravesando una etapa de dificultad emocional o has decidido abordar un conflicto que arrastras desde hace tiempo.

Acudir a terapia te ayuda a reencontrarte contigo y con tu bienestar. La terapia que te propongo es transitar un proceso de autoconocimiento que te lleve a descubrir y dar respuesta a las raíces de tu malestar, aprendiendo a gestionar tus emociones, relaciones y conflictos, para así desarrollar tu proyecto vital con sentido.

RESUELVO TUS DUDAS
Oculto
¿CUÁNDO ACUDIR A TERAPIA?
 
Cuando sientes un malestar emocional elevado que te dificulta llevar tu día a día es importante consultar a un especialista y realizar una terapia psicológica.

El malestar se manifiesta a través de muy diversos síntomas. Las formas más frecuentes son: ansiedad y angustia, bloqueo, preocupaciones y miedos recurrentes, tristeza intensa, irritabilidad y pérdida de la motivación, duelos cronificados, conflictos y discusiones familiares o de pareja frecuentes, insomnio, problemas con la alimentación, conductas compulsivas y adictivas, etc. En muchas ocasiones el malestar se expresa en el cuerpo como por ejemplo malestares gástricos, dolores de cabeza, etc.

La existencia de síntomas y trastornos tiene un sentido, aunque nos parezca lo contrario. Son una señal y punto de partida que nos lleva a atender y explorar en profundidad conflictos que hay detrás. Estos conflictos se refieren a qué cuestiones de tus emociones, creencias sobre la vida, formas de afrontar o evitar las dificultades, patrones de vincularte con los demás, propósitos y necesidades personales están sin atender y gestionar. Esta exploración es clave para el cambio y tiene sus efectos en una disminución y mejora real de los síntomas.

¿QUÉ BENEFICIOS APORTA UNA TERAPIA?
 
Una de las cosas que más valoramos las personas es nuestro bienestar personal y emocional. Recuperar este bienestar es uno de los beneficios principales de la terapia. No existe una receta por pasos para conseguirlo. Es necesario una implicación personal en el proceso, asumiendo la propia responsabilidad en el cambio.
¿EN QUÉ CONSISTEN LAS SESIONES DE TERAPIA?
 
En un proceso de terapia es importante saber que dispones de un espacio seguro y de confianza en el que expresar tus miedos y dificultades.

A través del diálogo terapéutico y la realización de ejercicios, se generan preguntas fundamentales a las que encontramos comprensiones y acciones para el cambio.

Desarrollar la capacidad de autoobservación es una de las herramientas fundamentales que adquieres. Te permite poner una lupa y conciencia en los sucesos del día a día que vivimos en automático. Es la oportunidad de descubrir tu identidad (patrones inconscientes y repetitivos de sentir, pensar, actuar y vincularte) y encontrar lo que tienen en común los problemas que tienes en las distintas áreas de tu vida.

La exploración de tu biografía es una potente herramienta con la que trazas un mapa que conecta tu pasado y tu presente. Explorar tus vivencias desde la infancia es importante para comprender tu identidad presente y determinar qué aspectos transformar y funcionalizar en tus conflictos y relaciones presentes.

El proceso de comprensión y toma de conciencia se va entrelazando con asumir la responsabilidad de tu proceso, entendida como la habilidad de dar respuesta. Pones en práctica nuevas respuestas para gestionar tus dificultades y desafíos. Cada vez con más destreza, hasta que adquieres la capacidad de generar y aplicar de forma autónoma tus propios recursos personales.

¿CUÁNDO REALIZAR TERAPIA DE PAREJA?

La pareja es uno de los vínculos más cercanos que establecemos, en el que vivimos distintas fases y crisis que suponen un desafío. Conflictos y discusiones frecuentes que nos llevan a un distanciamiento cronificado, problemas con las familias de origen a los que no encontramos solución, la infidelidad, los celos… son algunas de las vivencias más complejas y dolorosas en la pareja. En estos casos es importante realizar una terapia de pareja que nos ayude a clarificar y comprender en profundidad lo que está ocurriendo, a tomar una actitud de responsabilidad compartida, a transformar nuestras dinámicas de relación e intercambio y a implicarnos en una comunicación más clara y funcional.

Cuando la pareja atiende a sus dificultades, la familia en su conjunto incluyendo a los hijos, experimenta una mejoría en sus vínculos y comunicación, ya que nos relacionamos desde mayor madurez y orden familiar.

En el vínculo de pareja también se ponen de manifiesto dinámicas de dependencia emocional que generan un intenso sufrimiento y sentimiento de indefensión en la persona que lo vive. En estos casos, la persona ha de implicarse en un proceso terapéutico individual para desarrollar autonomía emocional, autovaloración y sus propios propósitos de vida.

¿CUANTO DURA LA TERAPIA Y CUAL ES EL FORMATO?
 
La duración de la terapia y la periodicidad de las sesiones son variables en función de tus necesidades y objetivos concretos. Desde un principio, valorando tu situación personal, acordaremos unas directrices claras al respecto.

Las sesiones individuales tienen una duración de una hora, el precio son 60 euros. Las sesiones de terapia de pareja tienen una duración de una hora y media, el precio son 75 euros.

Las sesiones presenciales son en la Zona Retiro de Madrid. Si lo prefieres podemos vernos vía On Line desde el lugar donde estés.