Me pregunto, luego amplio mis limites

👉Siempre hemos oído que la vida es continuo movimiento y cambio. Hacerme preguntas me permite un proceso continuo de renovación.
 
🔒🔓 Ante los sucesos de mi vida, una pregunta que aporta claridad y contribuye al cambio es ¿PARA QUÉ ME PASA ESTO? frente a nuestro habitual y angustiado ¿CÓMO HAGO?
 
👉 Si empiezo por ¿PARA QUÉ ME PASA ESTO? amplio mi percepción del problema y después paso al CÓMO de forma más coherente.
 
🤦‍♀️🤦‍♂️ Nos ha pasado a todos, sentir que alguien no nos reconoce como debería o no nos hace suficiente caso.
 
🔎 ¿PARA QUÉ ME PASA ESTO? Para que cuestione y explore qué es el reconocimiento, los intercambios que hago con los demás y que posición tomo en mi vida. ¿Es el reconocimiento algo que viene de fuera y cómo impacta esto en mi? ¿Estoy teniendo iniciativa para tomar mi espacio en la relación? ¿Reconozco yo mis propios recursos para desarrollar mi potencial? ¿Cómo víctima del otro justifico mi pasividad? ¿Me ocurre al revés en otras relaciones en las que yo no reconozco a otros? ¿Me ocurre justo todo lo contrario en otras relaciones, que me hacen sentir especial o me sobreprotegen?
 
🔑 En este proceso veré aspectos importantes de mi y actuaré desde otro lugar con mayor libertad y capacidad de respuesta. Yendo más allá de culpar al otro (“asi me devuelve lo que le doy”), culparme a mi (“no soy lo suficiente para que me haga caso”) o negar mi emoción (“bueno, no se da cuenta, es así”, “me compensa con otras cosas”)
 
Gracias por tu atención.
Compártelo en tus redes sociales
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp

Otros aportes

“LO QUE NO DIGO” en la Comunicación
Al hablar de comunicación, generalmente nos centramos en qué digo y cómo lo digo. Esta parte es fundamental, pero hoy vamos a poner el foco en una parte más invisible con gran impacto también en la comunicación: LO QUE NO DIGO, fuente de confusiones y malentendidos en las relaciones. El mito de la armonía, dar por supuesto las cosas y nuestros miedos están en la raíz de nuestros silencios.
Poner límites en las relaciones
Al hablar de las relaciones con los demás usamos a menudo la expresión "poner límites". Nos referimos a poner límites a la conducta del otro. El foco está en las conductas y en el otro, en el afuera. El otro con su conducta me obliga a mí a ponerle límites. Poner límites a las peticiones excesivas de un jefe en el trabajo, a los comentarios y consejos de familiares, a la imposición de decisiones en la pareja, a la falta de colaboración de un compañero, a las rabietas de un niño etc.
Intensidad y Sutileza
Asociamos estar vivos con sentir intensamente. Estar enamorado es sentirnos vivos. Ser apasionado en lo que haces es estar vivo. Ser una persona muy activa, viajar, leer, quedar con gente, hacer y hacer es estar vivo. Ser quién se ríe a menudo, sociable, deportista. Consumir y comprar nos da intensidad.