Inteligencia Estructural

La inteligencia estructural nos permite descubrir lo que une a cosas aparentemente diferentes.

Creemos tener varios problemas en nuestra vida: uno con mi pareja, otro en el trabajo, etc. Todos ellos tienen algo en común, una misma dinámica o patrón que se repite. Descubrirlo es conocer nuestro conflicto estructural. Es una perspectiva más coherente, tiene un hilo que le da sentido.

Si observamos nuestro árbol familiar veremos también que hay un hilo que da mayor sentido. Nuestro conflicto estructural está conectado con los conflictos que vivieron las generaciones anteriores en nuestra familia. Vivimos el mismo conflicto en un polo o en otro. Con una mirada estructural vemos lo que interconecta cosas aparentemente diferente.

Cuando el Psicoanálisis dice que la energía de la vida es sexual aporta una perspectiva estructural. La vida es continuamente creación a partir de un acto de sexualidad en sentido amplio. El Sol (principio masculino) con la Tierra (principio femenino) está en continua fecundación de creación de vida y eso lo estudiamos en el colegio de forma disociada. Cuando creamos un proyecto en nuestra vida estamos sincronizando nuestro principio femenino y masculino con la finalidad de materializar nuestro objetivo o creación. Cuando dos personas realizan el acto sexual son un ejemplo más de la estructura creativa de la vida.

Este post pretende aportar varias reflexiones acerca de la naturaleza estructural de la vida, que nos ayudan a desarrollar el pensamiento en estructura. Si pensamos de forma estructural tenemos una perspectiva con más sentido, más coherente, interconectada e inclusiva sobre nuestra vida y la existencia. Y por tanto más funcional que otras perspectivas más parciales. Nuestra comprensión y nuestras respuestas ante los problemas también serán más funcionales si pensamos en estructura.

La inteligencia estructural se puede desarrollar a lo largo de la vida y no depende del cociente intelectual. Depende del interés de cada uno.

3-octubre-2021

Compártelo en tus redes sociales
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp

Otros aportes

Autoestima y Expectativas
A la hora de comprender cómo nos valoramos, es importante explorar y tomar conciencia de cuales son las expectativas concretas que tenemos respecto a nosotros mismos. Si son muy elevadas nos llevan a la sobre exigencia, la frustración constante y al estrés.
Minimizar y Dramatizar, dos formas de negar las emociones.
Minimizar y dramatizar las emociones son reacciones “opuestas” que nos llevan a lo mismo: a negar la experiencia emocional genuina, una por defecto y otra por exceso. Parecen dos reacciones opuestas y realmente están unidas porque logran lo mismo, evitar tomar las emociones para darles respuesta. Ambas no desconectan de nosotros mismos que somos seres emocionales.
La Identidad Personal
Nuestra identidad comienza a configurarse en nuestra infancia. Madurar hacia el adulto incluye implicarnos en actualizarla a lo largo de toda nuestra vida.