Recursos del blog

Aquí encontraras los aportes de psicología que voy publicando.

El objetivo es que tengas recursos que te ayuden en tu autodescubrimiento.

Están a tu disposición herramientas concretas para aplicar en tu vida y reflexiones para profundizar en la comprensión de la psicología humana. 

Deseo que sea útil para tu camino y te agradezco de antemano tu interés en el.

Desde mi margen de error en continua observasión de sus limites para el desarrollo de sus potenciales.

La Identidad Personal
Nuestra identidad comienza a configurarse en nuestra infancia. Madurar hacia el adulto incluye implicarnos en actualizarla a lo largo de toda nuestra vida.
Relaciones interpersonales: de reaccionar en automático a elegir nuestras respuestas
Al relacionarnos, solemos actuar en base a reacciones automáticas. Aprender a observar la secuencia paso a paso de estos patrones reactivos es la forma de transformar las reacciones en respuestas más conscientes y elegidas. Asi, lograremos implicarnos en un proceso de maduración de nosotros mismos y nuestras relaciones.
La culpa en la diferenciación de la familia de origen.
El proceso de diferenciación e individuación de nuestra familia de origen es fundamental para lograr nuestro crecimiento como personas adultas y construir relaciones maduras. Es una diferenciación sobre todo en lo sutil (simbólico) y no en sólo en lo denso (físico) que también. En este proceso sutil la culpa está presente y proviene, como no, de nuestra lealtad a las creencias familiares inconscientes que nos habitan.
Gestionar la Frustración
Sentimos frustración cuando nuestras expectativas/creencias no coinciden con la realidad. Me frustro cuando algo no me sale bien, cómo a mi me gustaría que saliese. Cuando otra persona hace algo que no me agrada o no cuadra con lo que yo pienso que debería ser. O cuando lo acontecimientos que suceden no son lo que yo esperaba. ¿Cuáles son las vías por las que gestionamos la frustración?¿Qué recursos puedo utilizar para aprender a frustrame de forma más funcional? 
“LO QUE NO DIGO” en la Comunicación
Al hablar de comunicación, generalmente nos centramos en qué digo y cómo lo digo. Esta parte es fundamental, pero hoy vamos a poner el foco en una parte más invisible con gran impacto también en la comunicación: LO QUE NO DIGO, fuente de confusiones y malentendidos en las relaciones. El mito de la armonía, dar por supuesto las cosas y nuestros miedos están en la raíz de nuestros silencios.
Poner límites en las relaciones
Al hablar de las relaciones con los demás usamos a menudo la expresión "poner límites". Nos referimos a poner límites a la conducta del otro. El foco está en las conductas y en el otro, en el afuera. El otro con su conducta me obliga a mí a ponerle límites. Poner límites a las peticiones excesivas de un jefe en el trabajo, a los comentarios y consejos de familiares, a la imposición de decisiones en la pareja, a la falta de colaboración de un compañero, a las rabietas de un niño etc.
Intensidad y Sutileza
Asociamos estar vivos con sentir intensamente. Estar enamorado es sentirnos vivos. Ser apasionado en lo que haces es estar vivo. Ser una persona muy activa, viajar, leer, quedar con gente, hacer y hacer es estar vivo. Ser quién se ríe a menudo, sociable, deportista. Consumir y comprar nos da intensidad.
Comprender la Tristeza
En algún momento de nuestra vida, podemos vivir un periodo de tristeza en el momento que no esperábamos y de forma más intensa y duradera de lo que creemos adecuado. Es una experiencia difícil en la que es importante acompañarnos con delicadeza y profundidad.